Aunque hasta hace no mucho la mayoría de las piscinas eran sólo cuadradas o redondas, ahora hay muchas más variedades. Nosotros te damos algunos ejemplos para que piensen en todas tus opciones.


1. Rectangular: estas son las más comunes y por seguro son las primeras que llegaron a tu mente. Si te gusta lo clásico ésta es tu mejor opción, sin embargo, quizá te gustaría darle un toque distinto con los colores o azulejos que utilices.


    2. Diseño libre: como su nombre lo indica, éstas pueden ser tan curvilíneas como se te ocurra. Te recomendamos que si quieres un estilo de este tipo para tu alberca revises bien tus espacios, ésta suele ser benéfica para los lugares con líneas irregulares.


      3. En 8: este diseño para familias que quieran disfrutar de diversas actividades en su alberca. Por lo cual, niños y grandes pueden disfrutar de esta forma en su alberca y ser consientes al mismo tiempo que existe una separación de su piscina, la cual puede ser nivel profundo y menos profundo.


        4. Redonda: ésta es otra de las más comunes y te la recomendamos sólo si tu tamaño es muy reducido y si prefieres lo clásico