El químico más utilizado es evidentemente el cloro, ya que desinfecta todas las piscinas sin importar el tamaño. Sin embargo, hay una amplia gama de productos clorados en el mercado como: dicloro, tricloro, hipoclorito cálcico y sódico.

El Dicloro e
s el que se debe utilizar si necesitas desinfectar tu alberca en poco tiempo. Puede ser que haya llovido y hayas dejado la piscina destapada. Este cloro actúa rápido y contiene un estabilizante que ralentiza la evaporación del producto.

El tricloro
se aplica para mantener el agua en buen estado. Este es el que se utiliza para darle mantenimiento a las albercas y se le debe poner con regularidad.

El hipoclorito cálcito y sódico
son los desinfectantes clorados más económicos del mercado. Es de color blanco, sólido y se puede adquirir en pastillas o granulado. Este producto es fácil de almacenar y de aplicar, y destruye una gran variedad de patógenos, aunque por su lenta disolución puede obstruir componentes de la piscina, enturbiar el agua, reducir el ph y aumentar la alcalinidad.

¿Cuánto debo poner?


Para posibilitar que cualquiera de los productos químicos funcione adecuadamente es importante mantener el nivel de PH del Agua en el rango que va entre 7,2 mínimo y 7,6 máximo. Por eso cuando tenemos problemas de agua verde, turbia, etcétera. Debemos primero medir el PH, regularizarlo con PH (+) o PH(-) y recién después de esto debe aplicar los productos químicos.


¡Consulta a un experto para que él te indique la cantidad o limpie toda la alberca por ti!